EL GALARDÓN LE SERÁ ENTREGADO POR LA ACTRIZ AITANA SÁNCHEZ-GIJÓN

Richard Gere llegó esté pasado sábado, a media noche, doce horas más tarde de lo previsto por problemas con su avión privado en el voló desde Nueva York, acompañado su esposa Carey Lowell, al Festival de San Sebastián. A su llegada al hotel María Cristina desató la locura entre la gran cantidad de personas que le esperaban en la entrada. El actor, amablemente, respondió al caluroso recibimiento, deteniéndose y saludando y estrechando manos de muchas de las personas que le aclamaban.

En una gala, que tendrá lugar este domingo a las 9 de la noche, recibirá el Premio Donostia de manos de Aitana Sánchez-Gijón, en el escenario del Kursaal. Por la tarde, en el mismo sitio, tendrá lugar una rueda de prensa que se prevé multitudinaria. Y a las siete de la tarde Gere caminará por la alfombra roja que une el hotel Maria Cristina con el Teatro Victoria Eugenia, en el que presentará su más reciente película, «La gran estafa”, en la que interpreta a Clifford Irving, un personaje real que se aupó a la cima del periodismo americano al confeccionar una serie de entrevistas inéditas con el hombre más famoso del mundo del momento, el inaccesible e inmensamente poderoso multimillonario Howard Hughes, que revelaban sus recuerdos más íntimos y sus secretos más controvertidos, que resultaron ser falsas y que el propio Hughes, saliendo de su aislamiento, denunció.
Partiendo de los hechos aún controvertidos que rodean a la artimaña ideada por Irving, e internándose en el terreno de la ficción especulativa, la película explora con imaginación, y cierta picaresca, cómo un hombre, una industria y una nación entera pueden resultar intoxicados por una buena historia…a pesar del hecho de que realmente los hechos nunca tuvieron lugar. El filme está dirigido por Lasse Hallström, el director de «Mi vida como un perro”, «Chocolat” o «Las normas de la casa de la sidra”

GALÁN Y ACTOR VERSÁTIL

Coincidiendo con la entrega del Premio Donostia a Richard Gere, sex symbol, galán y actor de gran versatilidad, se ha hecho pública una encuesta en la que el actor ha sido considerado como el galán más atractivo del cine de las dos últimas décadas, Por detrás de él se sitúan Sean Connery, Robert Redford, Harrison Ford, Mel Gibson y Bruce Willis.