EL DIRECTOR BRITÁNICO MOSTRARÁ TRES DÉCADAS DE LA MÁS FAMOSA DINASTÍA DE DISEÑADORES

La película, aún sin título definitivo, estará también
producido por el propio Ridley Scott y se centrará sobre todo en la época
dorada del imperio Gucci, en los años 70 y 80 que hicieron de esta firma una de
las importantes en el mundo de la moda. Los Gucci poseen actualmente 153
tiendas abiertas en todo el mundo y una producción anual valorada en más de 500
millones de dólares.

La película relatará el ascenso al poder de Maurizio Gucci,
el nieto de Guccio Gucci, el fundador de la empresa, y responsable del ocaso de
la compañía. El guión que Charles Randolph («La intérprete”) escribirá una vez
finalizada la huelga de guionistas de Hollywood, retratará a Maurizio, un
hombre muy competitivo que en lo más alto de su fama sólo obtuvo enemistades
que lo condujeron a la muerte cuando fue asesinado en Milán en 1995
presuntamente por su mujer.

Antes de meterse de lleno en el mundo de la moda, Ridley Scott
debe finalizar el rodaje de «Body of Lies”, un thriller sobre Al Qaeda que
protagonizan Leonardo Di Caprio y Russell Crowe y que se está filmando estos
días en diferentes localizaciones de Marruecos. Además, Scott tiene también
pendiente en su agenda «Nottingham”, una curiosa revisión de la historia de
Robin Hood que también protagonizará su actor fetiche, Russell Crowe. Para la
biopic de los Gucci no se ha adelantado aún ningún reparto.