Olivier Gourmet protagoniza esta road movie que recorre Europa, de los debutantes galos Olivier Barbinet y Fred Kihn

Los jóvenes directores franceses sienten fascinación por los viejos mitos del Hollywood dorado de los 40 y 50. Después de «Adieu Gary» (Cooper) que ha dirigido el debutante Nassim Amaouche, ahora Robert Mitchum inspira el debut de Fred Kihn y Olivier Babinet (premio especial del jurado este año en el Festival de Clermont Ferrand con su corto «C’est plutôt genre Johnny Walker»), una coproducción entre Francia, Bélgica, Polonia y Noruega.
En el reparto de esta película figuran Olivier Gourmet («Blanc comme neige», de Christophe Blanc y «Venus negra», de Abdellatif Kechiche), Pablo Nicomedes, André Wilms, Danuta Stenka (mejor actriz secundaria en los premios del cine polaco de 2008 por «Katyn», de Andrzej Wajda, que se estrenará en España a final de mes) y el noruego Nils Utsi. Cabe destacar que la dirección de fotografía está en manos de Timo Salminen, un habitual colaborador del finlandés Aki Kaurismäki.
El guión, escrito por los mismos realizadores, narra la historia de Franky (Pablo Nicomedes), actor insomne y desempleado, y de su jefe Arsène (Olivier Gourmet). Para combatir el estado depresivo del primero que es su amigo, su hijo espiritual y su fuente de ingresos a la vez, Arsène (antiguo artista rock y cleptómano) roba un coche y embarca a Franky en dirección del círculo polar, afirmando que tienen una cita con un famoso cineasta que prepara una película americana. Sigue una odisea rocambolesca a través de Europa con un Franky que a veces no distingue el sueño de la realidad.
«Robert Mitchum est mort» se rueda durante siete semanas. Tras una semana en Polonia, el equipo se prepara para rodar en Noruega. El largometraje se estrenará en el otoño 2010.