El cineasta inicia este lunes en París el rodaje de «Carnage» con Jodie Foster y Kate Winslet

Durante sus siete meses de arresto domiciliario en Suiza, Roman Polanski trabajó en el guión. El director estuvo adaptando la obra de Yasmina Reza en su chalet de Gstaad, tras de su detención en Zúrich en septiembre de 2009 y después de haber pasado dos meses en prisión en cumplimiento de una orden de busca y captura por un juez de de EE.UU, acusado en EE.UU. de haber mantenido relaciones sexuales con una menor hace ya 33 años. Finalmente la justicia suiza denegó la extradición del director.
Roman Polanski rodará la película en los estudios del departamento de Val-de-Marne, a las afueras de la capital gala, aunque la acción se sitúa en Nueva York. La película narra la historia de dos parejas que tratan de solucionar con civismo sus diferencias cuando el hijo de una de ellas golpea al de la otra en el parque.
Se espera que Polanski haga una pequeña pausa en el rodaje para acudir el próximo 25 de febrero en París a la ceremonia de los César, la gran gala del cine francés, que presidirá Jodie Foster y en la que su anterior filme, el thriller político «El escritor» cuenta con ocho candidaturas.