LA ACTRIZ SE HA CASADO en VALLEY, CERCA DE PARÍS, CON SU PAREJA Y PADRE DE SU FUTURO SEGUNDO HIJO, EL ACTOR OLIVIER MARTÍNEZ

nemiga jurada de los paparazzis, la ganadora del Oscar eligió un pueblo a una hora por carretera al sur de París, Vallery, para el doble enlace. Ello no impidió que alguno de los avispados lugareños hicieran funcionar sus teléfonos y otras cámaras no profesionales para sacar algunas imágenes, como las que publicó E! Online.
La celebración, que incluyó fuegos artificiales, se celebró en el Castillo des Conde, al mediodía del sábado, en presencia de la única hija de la actriz, Nahla, fruto de su relación con el modelo canadiense Gabriel Aubry, con quien Berry mantuvo una relación de cinco años que acabó con una amarga lucha por la custodia de la pequeña.
Al enlace, entre los actores de 46 años (Berry) y 47 (Martínez) acudieron unas 60 personas, según la prensa francesa, y la novia llegó en un citroen clásico crema, mismo color del vestido de la actriz estadounidense.
Halle y Olivier se conocieron hace dos años en el rodaje de la nada exitosa película «Marea letal». Mientras que para él, uno se los solteros más cotizados del cine francés, esta ha sido su primera boda, la estrella mulata estuvo antes casada con el beisbolista David Justice (1993/97) y el cantante Eric Benet (2001/05).
La ganadora del Oscar por «Monster’s ball» será madre por segunda vez, de un varón esta vez, en unos tres meses. Su último rodaje ha sido «X-Men: Days of Future Past», y ya tiene previsto otro trabajo, esta vez independiente, «Mother», para principios del año próximo.