«The Voyeur’s Motel”, la historia del hombre que compró un motel para ver a sus clientes mientras mantenían relaciones sexuales a través de respiradores en el techo

«The Voyeur’s Motel” será una versión cinematográfica de la inédita obra de Gay Talese, que será publicada en julio en los mercados anglosajones por Grove Press.

La pieza de no ficción, que se extiende por décadas, sigue la historia de Gerald Foos, quien compró un motel con el fin de ver a sus clientes mientras mantenían relaciones sexuales a través de respiradores en el techo. Finalmente, el protagonista terminó siendo testigo de un asesinato.

Foos contribuyó indirectamente a que una mujer fuese asesinada. Un pequeño narcotraficante y una joven utilizaban la habitación del hotel para vender drogas. Un día, el propietario del hotel entró a la habitación y se deshizo de la droga arrojándola por el retrete. Cuando la pareja volvió, el hombre sospechó que su acompañante le había robado el cargamento y la estranguló hasta que cayó inconsciente al suelo.

La inquietante historia de «The Voyeur’s Motel” está escrita en primera persona y relata la primera vez que Foos se acercó al periodista Gay Talese, que a sus 84 años es un gran icono del Nuevo Periodismo junto a Tom Wolfe. The New Yorker publicó el pasado 11 de abril un reportaje con el resumen de lo que será el próximo libro de Talese.

Sam Mendes producirá el film a través de su compañía Neal Street Productions. El cineasta, que dirigió las películas de James Bond «007: Operación Skyfall» y «007 Spectre», también ha dirigido algunos títulos de Dreamworks, como su debut «American Beauty / Belleza americana», «El Camino a la perdición / Road To Perdition» y «Revolutionary Road / Sólo un sueño», protagonizada por Leonardo DiCaprio y Kate Winslet.

DreamWorks se impuso a varios pretendientes en una subasta en la que algunos de los interesados en conseguir los derechos del libro pretendían convertirlo en serie de televisión.

Mendes, de momento, no ha dicho ni que sí ni que no a dirigir su tercera cinta de 007, en la que también está en duda la continuidad de Daniel Craig en el papel del agente secreto con licencia para matar.