UNA EXPOSICIÓN QUE RECOGE EL ESPLENDOR Y DESENFRENO DE LOS GRANDES MITOS DEL CINE EN LA ROMA DE LOS AÑOS 50 Y 60

Un total de 160 fotografías realizadas por los reporteros más conocidos de la época componen esta exposición. Entre los nombres, destacan los de Arturo Zavattini, Marcello Geppetti y Tazio Secchiaroli, quienes retrataron la vida de artistas, cineastas, aristócratas e intelectuales en la ciudad italiana. Como es sabido, este último inspiró al personaje del Paparazzo en la película de Federico Fellini «La dolce vita», de 1960. La exposición incluye la proyección del documental «Hollywood sobre el Tíber», realizado por el periodista y director de cine Marco Spagnoli.
Además de los citados en la exposición se puede contemplar una larga lista de actores, como Kirk Douglas, Richard Burton, Charlton heston, Clint Eastwood, Jane Fonda, Joan Collins, Gregory Peck, Anthony Hopkins, Jack Lemmon, Rita Hayworth, Rock Hudson, Robert Mitchum, James Stewart o Alain Delon, entre otros. Todos ellos trabajaron y vivieron durante una época en la ciudad italiana, ya que los estudios Cinecittá se habían convertido en el mejor plató de Europa, y fue llamado el «Hollywood europeo».
Entre las instantáneas realizadas a las caras más conocidas del celuloide que se reúnen en esta muestra se encuentra el desmayo de Michèle Mercier, el beso de Richard Burton y Liz Taylor tumbados sobre la cubierta de un barco, la siesta de Brigitte Bardot y el glamour de las fiestas y actos sociales a los que estas celebrities acudían montados en lujosos coches.
Los rodajes también fueron escenario de muchas fotografías, como las realizadas a Brigitte Bardot y Michel Piccoli en el rodaje de «El desprecio», las de Marcello Mastronianni y Pamela Tiffin en el transcurso de la película «Paranoia» o las imágenes de Sofia Loren y Vittorio de Sica en el rodaje de «La Riffa».
La escasa paciencia de muchos de estos personajes se materializan en imágenes como la tomada a Anita Ekberg, quien amenaza a un fotógrafo armada con un arco en las manos. No tan extravagantes y más directas son las agresiones de Franco Nero o Joe Camel, o la persecución por las calles de Sammy Fray al fotógrafo Geppetti. Michelangelo Antonioni también intenta quitar de las manos la cámara que sostiene el famoso fotógrafo, mientras que Warren Beatty y Natalie Wood se esconden tras un periódico en su paseo por la Via Veneto de Roma, una de las más transitadas y fotografiadas en estos años dorados de la capital italiana.