Montse Germán, Jan Cornet, Juanjo Puigcorbé y Marina Salas protagonizan un drama sobre la fibromialgia

La película sigue a Julia, una mujer atractiva, elegante y culta, dispuesta a gozar de la vida a su manera, entregada en cuerpo y alma a la música, a su música. Reconocida violonchelista que roza ya la cincuentena, Julia tampoco deja pasar la ocasión de disfrutar de una buena cena con sus amigos o del sexo esporádico junto a algún joven amante. Sin embargo, un exabrupto la obligará a replantear su vida a largo plazo.
Después de años de esporádicos dolores en diferentes partes del cuerpo, Julia recibe definitivamente un diagnóstico: fibromialgia. Enfermedad crónica sin causa conocida, Julia intentará seguir con su vida: largas horas de estudio, viajes, ensayos y giras por diferentes ciudades europeas. Con el paso de los días, la lucha de Julia por continuar tocando el violonchelo se convierte en un combate entre la pasión y la constancia y un progresivo e imparable deterioro físico. De forma inevitable, su vida social se irá reduciendo progresivamente, aunque el dolor la acercará a personas a las que hasta ahora había mantenido muy lejos.
«Sonata para violonchelo» se rueda en la localidad de Calafell (Bajo Penedés), y en las próximas semanas proseguirá en Tarragona y en los Pirineos, para finalizar en a la capital alemana. La película es una producción de KaBoGa que cuenta con una banda sonora a cargo de Gerard Pastor.