Matrimonio cinematogáfico del fotógrafo Uncle Terry y la considerada la mujer más influyente del mundo

Uncle Terry capturó imágenes de la diva haciendo yoga, bañándose en purpurina plateada, diseñando sus creaciones … e incluso haciendo sus necesidades en cuartos de baño. El resultado: un auto homenaje de dorado y divino hedonismo.
La razón de la elección de Terry se debe a la admiración que siente la cantante de «Born This Way» por él y su estética la señorita Germanotta. Un gusto que, evidente, no es para todos comparados con los de la creadora de «Bad Romance». Ha dicho la gran diva: «Lo que amo tanto de Terry es que piensa que hay belleza en todo. Yo le solía decir, ¡bah, qué va!» Y él, no, no, no déjame fotografiar ésto…es tan bello». En su red social añade: «Gracias por creer en mí en mí y en mis fans». El próximo disco, «ARTPOP» saldrá en la próxima primavera.