Ambientada en 1949 dirigida por Rubén Buren, tendrá como protagonistas no a los guerrilleros en sí, sino a sus mujeres, interpretadas por Paloma Suárez, Fátima Plazas y Zaida Alonso

La acción se desarrolla en la España rural de 1949. Mientras en el monte sigue la guerrilla, en el llano las mujeres sufren la represión. En cada casa hay un conflicto del que nadie quiere hablar; algunas prefieren olvidar y otras, seguir luchando. Maquis es una película sobre esas mujeres que lucharon en silencio.

Rubén Buren es biznieto de Melchor Rodríguez, el llamado «Angel Rojo», último alcalde del Madrid republicano que salvó de la ejecución a 11 000 presos del bando franquista. Tras nueve años de investigación y desarrollo de una narrativa propia en otros formatos como el teatro o la literatura, plantea «Maquis» como un proyecto de largometraje que quiere utilizar la ficción para hablar de una época olvidada y de un contexto complejo: la insurrección en los montes durante la postguerra.

«Llevamos más de cinco años intentando hacer la película», dice Buren a Noticine.com. «La ofrecí a muchas productoras pero nadie se interesó. Soy profesor universitario y me parece muy triste que mis estudiantes ignoren todo sobre esa época de la historia de España. No saben quien fue Durruti… El proyecto surgió de textos míos y de una obra de teatro sobre el mismo tema que incluía a hombres y mujeres, pero un hecho casual nos llevó a centrarlo en ellas. La obra la llevamos a Argentina, y resultó que teníamos que ir con menos actores, así que la reconvertimos para que sólo aparecieran mujeres».

Cuando se plantearon hacer la película se mantuvo esa idea femenina. «Nos interesaba el conflicto de las familias destrozadas. Soy dramaturgo y guionista, sobre todo de temas relacionados con la guerra y postguerra . Me dedico mucho al mundo de la mujer, como anarquista que soy, pienso que la mujer es la más jodida dentro de la clase que está jodida. En este caso se trata de tres personajes femeninos de distintas generaciones y con planteamientos opuestos sobre el conflicto de la resistencia y la represión franquista», cuenta el escritor y cineasta, que pronto publicará una novela dedicada a su bisabuelo.

Se ha iniciado una campaña de financiación que busca reunir 13 500 euros para iniciar en septiembre el rodaje del film en los municipios castellano-manchegos de Luzón (Guadalajara), donde ya se grabó el teaser, y Madridejos (Toledo). Todos los detalles se pueden ver en Verkami: http://vkm.is/maquispelicula.

«Cuento -añade el guionista y director- con un equipo en el que todo es colectivo. Hemos conocido gente, ellas, las actrices, son muy activistas y me dieron muchas ideas. El dinero que esperamos recaudar es para pagar prácticamente los gastos del rodaje, porque aparte de que todo el equipo va a trabajar gratis hemos encontrado muchísimo apoyo en los lugares donde rodaremos, y donde ya hemos hecho el ‘teaser’. Nos han dejado dos iglesias, con el cura implicado, el alcalde…».

Buren subraya que «Maquis» es «una peli sobre 1949, no sobre la Guerra Civil. Intento recuperar este tipo de cosas. Es muy complicado hacer cosas sobre la memoria, desde una óptica que no es partidista. En este país hay que hacer las cosas así, porque no hay dinero, pero sí voluntad».

Así lo ratifica Zaida Alonso, una de las tres protagonistas: «En Luzón nos quedamos en casa de los vecinos, muy hospitalarios, y en Madridejos también nos dejan lugares para rodar y estar. Es Low-cost total. Los personajes pertenecen a tres generaciones distintas, con cada una una postura nacida del sufrimiento de la guerra. Reivindica el sufrimiento de esas mujeres. Hemos ensayado mucho la obra y aportado detalles de psicología femenina. No deja de ser una historia de mujeres aunque el germen sea de un hombre», afirma la actriz.