EDUARDO NORIEGA ES EL PADRINO DE ESTOS ENCUENTROS EN LOS QUE MÁS DE CUARENTA PELÍCULAS ESPAÑOLAS BUSCAN COMPRADORES EXTRANJEROS.

El cine español renueva su apuesta por el exterior y se
lanza a la búsqueda de los mercados internacionales a través de estas jornadas
que en su convocatoria de 2008 son «una fórmula consolidada”, en palabras de
Pedro Pérez, el presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales
Españoles. «Estamos en el calendario de los compradores internacionales, hay
interés por nuestro variadísimo cine, pero creemos que nuestros filmes pueden
tener más recorrido fuera. La internacionalización del cine español sigue
siendo nuestra asignatura pendiente, pero cada vez se exporta mejor”.

Títulos como «14 kilómetros”, «3 días”, «7 mesas de billar
francés”, «Casual day”, «Cobardes”, «Fuera de carta”, «Todos estamos invitados”,
«Mortadelo y Filemón: Misión salvar la tierra”, «Gente de mala calidad”, «No me
pidas que be besé porque te besaré”, «Manolete”, «Mataharis”, «Los
cronocrímenes”, «Fados”, «Las 13 rosas”, «La carta esférica” y «Oviedo Express”.

Creada como una plataforma «de despegue” para el cine
español, cuya cuota de pantalla hasta el pasado mes de abril fue del 17,2%, «el
doble de lo que tenía el año pasado”, según explica el director general del
Instituto de Cine, Fernando Lara, esta iniciativa también será el marco de una
mesa redonda que moderará Manuel Gutiérrez Aragón.

Nuestro cine mira al exterior desde esta plataforma que
tendrá lugar en Madrid, donde se concentra el 57% del empleo que el audiovisual
genera en nuestro país. Pero tener un espacio en los competitivos mercados
internacionales «no es fácil porque, además del cine autóctono, está el cine de
otros países”, apunta Fernando Lara, que también destaca que para el ministro
de Cultura, César Antonio Molina, «la propagación de la cultura española en el
extranjero es una prioridad máxima”.