LA PELÍCULA ESTÁ DIRIGIDA POR MARTIN KOOLHOVEN A PARTIR DEL LIBRO AUTOBIOGRÁFICO DE JAN TERLOUW

En el film, Jan se reencarna en el adolescente Michael, de 14 años en 1945, cuando el ejército alemán ocupaba la nación neerlandesa. Michael esconde a un piloto británico herido tras el asesinato de su padre, el alcalde local. Su padre había sido ejecutado en represalia por la muerte de un soldado ocupante del lugar. Michael conoce la identidad de los asesinos del soldado, de ahí el dilema moral que afronta a tan corta edad.

El escritor Terlouw se ha permitido bastantes libertades poéticas. Tenía ocho años cuando comenzó la II Guerra Mundial y su padre fue víctima mortal de la ocupación nazi. Terlouw escribió sus memorias de guerra en 1972 y desde entonces, el libro se ha convertido en un éxito de ventas, con 52 ediciones impresas con 300.000 ejemplares vendidos.

La película está protagonizada por un novato, Martijn Lakemeier, de 15 años. Lakemeier ganó el papel que significa su debut en el cine tras vencer en una audición a 700 candidatos. Y ha confesado no haber leído el libro de Terlouw. El nuevo actor fue descubierto por uno de los productores de la cinta, Els Vandevorst.

En la producción también, la compañía San Fu Maltha, que está detrás del gran éxito de Paul Verhoeven, «El libro negro”, ubicado también en la II Guerra Mundial. El filme cuenta con un presupuesto de cuatro millones de euros.

El rol de la madre y viuda está interpretado por la muy popular actriz Annette Blok, en la cúspide de su fama y carrera tras su paso por «Alles Is Liefde», la película más taquillera de 2007 y «Tiramisu», una de las vencedoras del pasado Festival de Cine de Rotterdam. Blok leyó el libro de Terlouw cuando contaba 12 años y halló profundas resonancias. Nacida y criada en Rheden, cerca de Arnhem, su madre fue evacuada cuando tenía 15 años ante el avance nazi.

En el resto del reparto, los holandeses Tygo Gernandt («Het Schnitzelparadijs»), Raymond Thiry y Yorick van Wagenigen, al que pudimos ver en «El nuevo mundo”, de Terrence Malick, y también, el británico Jamie Campbell, que trabajó para Tim Burton en «Sweeney Todd. El diabólico barbero de la calle Fleet”.

La película se rueda en las localidadedes de Litouwen y Megen, en Brabante, en el Sur de Holanda.