LA PELÍCULA, DIRIGIRA POR LOS HERMANOS FARRELLY, SERÁ UNA RECREACIÖN DE LAS

HISTORIAS DE «THE THREE STOOGES» DE LOS AÑOS 40 Y 50

Dos de los actores que menos han trabajado la comedia, Sean Penn y Benicio del Toro, interpretarán a dos de los «chiflados», Larry y Moe respectivamente. El tercero de los cómicos, Curly estará interpretado por todo un experto en este tipo de comedias, Jim Carrey. El actor deberá engordar más de 20 kilos para dar vida a este personaje.
Peter y Bobby Farrelly, directores de comedias como «Algo pasa con Mary» y «Dos tontos muy tontos», llevaban más de una década tras el proyecto, que no va a ser un biopic sobre la vida de los tres personajes y sus éxitos y penurias profesionales, sino una comedia pura y dura.
«Los tres chiflados» comenzará con los tres personajes en un orfanato, utilizando las mismas técnicas que se usaron con Brad Pitt en «El curioso de Benjamin Button» para rejuvenecer a los tres protagonistas. La película se comenzará a rodar a finales del próximo otoño para estrenar la cinta a lo largo de 2010.