El director ecuatoriano regresa a su tierra para filmar una comedia de carretera de dos personajes

La película está basada en una crónica de Juan Fernando Andrade llamada «Confesiones de un Pescador de Coca” que fue publicada en la revista Soho en abril de 2007. Cuando Sebastián Cordero leyo el texto, llamó a Andrade para decirle que veía una película en el texto, comenzando, entre los dos, a armar el guión. La cinta es una coproducción entre Ecuador y Colombia que protagonizan María Cecilia Sánchez, Andrés Crespo y Carlos Valencia, entre otros.
Este es el cuarto film de Cordero tras dirigir «Ratas, Ratones, Rateros”, «Crónicas”, y la recientemente estrenada «Rabia” que coprodujo Guillermo del Toro.
Según declaraciones del propio director, con «Pescador» busca regresar a las raíces básicas del proceso de hacer cine con «un proyecto que dependa de muy pocos factores para realizarlo: una historia simple y divertida, filmada con un equipo teécnico mínimo, con restricciones formales tipo Dogma-95 y un presupuesto pequeño”.
«Pescador» es un filme de carretera, con dos personajes, que empieza en un pueblo de pescadores muy aislado del mundo y que acaba en una gran ciudad como Quito. «Es una historia bastante divertida, un cambio de registro para mí, con un lado más ligero, pero también con un comentario social de fondo. Quiero experimentar mucho con este nuevo proyecto”. concluye el director.