La película que prepara será un drama basado en ‘Miracle at St. Anna’, la novela del escritor estadounidense James McBride

Spike Lee (‘Plan oculto’) cambia de escenario, pero no de temática. En esta ocasión el cineasta estadounidense viajará hasta Italia para rodar su próxima película que volverá a ser una reivindicación y homenaje a los logros de la comunidad afroamericana. En esta ocasión Lee honrará la memoria de los soldados afroamericanos que lucharon la II Guerra Mundial.

El próximo film de Lee, que aún no tiene título, será un drama basado en ‘Miracle at St. Anna’, la novela del escritor estadounidense James McBride. La historia narra las vivencias de los soldados afroamericanos luchaban en las montañas de la Toscana italiana, centrándose en cuatro miembros de la 92 División del Ejército Estadounidense, un batallón que estaba compuesto íntegramente por soldados negros.

En 1944 estos cuatro soldados quedaron atrapados en una villa de Toscana, donde tuvieron que hacer frente no sólo a los ataques de los nazis sino también al racismo de sus superiores. Según una información publicada por ‘Variety’, recogida por OTR/Press, el guión correrá a cargo del propio autor de la novela original y estará rodado en las localizaciones reales, en los parajes italianos en los que sucedieron los hechos.

El director de títulos como ‘Malcom X’ o ‘La marcha del millón de hombres’ vuelve a poner de manifiesto su compromiso con la comunidad negra con este proyecto que revisa la última gran guerra en la línea de ‘Days of Glory’ o las dos últimas películas de Clint Eastwood, ‘Banderas de nuestros padres’ y ‘Cartas desde Iwo Jima’ en las que Lee echa de menos presencia afroamericana.

De hecho, Lee lamentó la falta de tributos que el cine estadounidense brinda a su comunidad durante este importante conflicto, añadiendo que hace poco conoció a un veterano que luchó en Iwo Jima, y le comentó que estaba muy decepcionado al no haber un sólo soldado afroamericano en las dos aclamadas cintas de Eastwood. «Encontré a un veterano negro que luchó en Iwo Jima, y me dijo decepcionado que no había ningún afroamericano en las dos películas de Clint Eastwood», relató el director.