«Wara no Tate», un western urbano presentado en la competición del Festival de Cannes

«Ware no Tate» descansa sobre dos actores que también están marcados por el «survival» y el género de terror: Tatsuya Fujiwara, la estrella de «Battle Royale» (2000) de Kinji Fukasaku, y Nanako Matsushima, que interpretó el papel de Reiko Asakawa en la serie de televisión «Ring» y más tarde en la película de Hideo Nakata (1998) del mismo nombre.
«Mate a este hombre y recibirá un millón de yenes como recompensa». Con esta publicidad publicada en todos los periódicos japoneses, el multimillonario Ninagawa pone un precio a la cabeza de Kiyomaru, el presunto asesino de su nieta. Kunihide Kiyomaru decide que lo más seguro es dirigirse a la estación de policía de Fukuoka. Pero la fabulosa recompensa de Ninagawa no facilitará su traslado. Kunihide Kiyomaru y su escolta de cinco policías deberán afrontar incontables peligros a lo largo de los 1.200 kilómetros que les separan de Tokio. Millones de enemigos potenciales van a obstaculizar la ruta de los policías responsables de escoltar a Kiyomaru hasta Tokio, transformando el periplo en una persecución infernal que lleva al espectador al corazón de un western urbano cuyo final es incierto.
La película muestra a unos enemigos impulsados por una fuerza sobrenatural, una unión necesaria entre individuos totalmente contrapuestos, una paranoia anhelante, dilemas morales y escenas de acción asombrosas convierten esta última película de Miike en un western urbano que recuerda en cierta medida la famosa «Asalto en la comisaría del distrito 13» de John Carpenter.
Takashi Miike, que se define a sí mismo como «un cineasta que prueba todo», se adentra en un nuevo género con un apetito comunicativo. Tras las películas de Yakuzas que le proporcionaron sus primeros éxitos («Dead or Alive», 1999-2002), sus películas de terror («Audition», 1999 y «Masters of Horror-Imprint», 2006), sus thrillers ultraviolentos («Ichi the Killer», 2001) o su película de samurais en 3D («Hara-Kiri: muerte de un samurai», 2011), en «Wara no Tate» reúne todos los componentes del «survival» con maestría. Enemigos impulsados por una fuerza sobrenatural, una unión necesaria entre individuos totalmente contrapuestos, una paranoia anhelante,/takashimiikecannesp.jpg» align=left border=0>