Tres artistas que coinciden en una sesión de casting compiten entre si para tratar de convertirse en estrellas musicales

La comedia se inicia en la antesala de un casting en la que coinciden tres artistas. A partir de este primer episodio, en el que están dispuestos a todo para entrar antes que sus compañeros, comienza una serie de encuentros fortuitos a través de los cuales los veremos competir por cualquier cosa. Les hace falta un instante de soledad, entregarse al sonido que les llega y sumarse a él para sentirse en armonía con su entorno y con ellos mismos.
La función se puede ver en l Sala Pequeña del Teatro del Arenal de Madrid hasta el 22 de agosto. La dramaturgia y dirección corre a cargo de Marta Torres, y la selección y adaptación musical es de Roma Calderón, Carlos Álvarez, Delfín Caset y Marta Torres. La función está interpretada por Carlos Álvarez «Jano”, Delfín Caset y Roma Calderón.
«Absurdo ma non troppo» se encuadra dentro del teatro musical porque crea atmósferas con melodías y provoca pasiones, anhelos, fracasos y triunfos con ritmo, y porque la música envuelve y transmite al espectador cada emoción mejor que mil palabras. Pero también es teatro gestual porque se ha despojado de todo lo superfluo para llegar a la esencia de la comunicación a través de la emoción y la mirada. Es teatro de clown porque el clown siempre fracasa, siempre cae y siempre se levanta, porque el clown encierra lo más bello y cómico del alma humana: el intento constante de superación. Y es teatro del absurdo porque la vida es absurda, y la vida del artista… más. Inseguridad, vanidad, egocentrismo, soberbia y competitividad nos acompañan siempre en el camino al… «éxito».