El jurado, presidido por Pedro Almodóvar, premia también las interpretaciones de Joaquin Phoenix y Diane Kruger y la dirección de Sofía Coppola

El sueco Ruben Östlund propone en «The Square» una reflexión sobre el altruismo y la pérdida de los valores en forma de comedia dramática ácida. El cine de Ruben Östlund fue confidencial durante mucho tiempo, hasta que salió del anonimato en 2014 con «Fuerza mayor», que ponía en escena con ironía, una pareja en crisis, con el telón de fondo inmaculado de la nieve de una estación alpina acosada por una avalancha.

Ruben Östlund es uno de esos cineastas que no dudan en golpear allí donde más duele y desde sus inicios demuestra un placer no disimulado en caricaturizar la pérdida progresiva de los valores morales que antiguamente regían nuestras sociedades. Por este motivo, el cineasta disfruta colocando a sus personajes en situaciones en las que nunca habrían imaginado encontrarse, en un enfoque que bordea la experiencia sociológica.

Es esta tarea la que ha emprendido de nuevo en «The Square», que narra la historia de Christian, un padre de familia apreciado por sus valores humanos y la calidad de su trabajo en un museo de arte contemporáneo sueco, pero cuyos principios se verán cuestionados por una profunda crisis existencial. Ruben Östlund explica que quedó conmocionado por el aumento del individualismo en su país natal mientras trabajaba en el guion de «Play» (2008), que describe la extorsión de la cual es víctima un grupo de niño.

El laureado rol de sicario con buen fondo de Joaquin Phoenix en la película «You Were Never Really Here», de la británica Lynne Ramsay, combina ambos factores en una interpretación cuya fuerza reside sobre todo en sus movimientos y en cómo deja traslucir sus heridas psicológicas. Su personaje es el de Joe, un veterano de guerra, mercenario, exsoldado y exagente del FBI que mezcla brutalidad, ternura, trauma y dolor, se lanza a la búsqueda de la hija desaparecida de un senador. Confrontado a una ola de venganza y corrupción, se ve arrastrado a su pesar por una espiral de violencia. Joaquin Phoenix encarna al adulto, brutal y torturado.

La alemana Diane Kuger borda un personaje pensado para ella en «In the Fade», de Fatih Akin, un impactante y eficiente drama sobre un atentado neonazi en el que se mezcla el retrato femenino, el cine judicial y el thriller político. «In the Fade» ofrece un ángulo y un estilo totalmente distintos para abordar el tema de la doble cultura, la germano-turca, y denunciar esta vez a los grupúsculos que siembran el odio en Europa. Dividida en tres partes («la familia», «la justicia», «el mar»), «In the Fade» entra casi inmediatamente en el corazón de su tema tras un prólogo lírico en que muestra la boda en prisión de la rubia Katja (una joya de papel para Diane Kruger) y el kurdo Nuri (Numan Acar). Seis años más tarde, la pareja interétnica sigue viviendo su amor, enriquecido ahora por un hijo único. Es entonces cuando el atentado rompe en mil pedazos la felicidad de la joven (una personalidad bastante «bruta», con sus tatuajes y su falta de pelos en la lengua), lo que la precipita no sólo en un descorazonamiento profundo sino también en los tejemanejes de la investigación policial, interesada en los antecedentes de tráfico de droga de Nuri. Katja, sin embargo, se dio cuenta de que antes de la explosión, una mujer abandonó en bicicleta el escenario y pasó justo delante de la puerta de la pequeña agencia de asesoría fiscal, traducción y venta de billetes de avión que Nuri dirigía.

Sofia Coppola ha ganado el premio a la mejor dirección del 70 Festival de Cannes por su película «La seducción» («The Beguiled»), su sexto largometraje. Se trata de un remake de una película de Don Siegel de 1971, «El seductor», que protagonizó Clint Eastwood. El filme lo protagonizan Nicole Kidman, Kirsten Dunst, Elle Fanning, Angourie Rice, Colin Farrell y Addison Riecke. Ambientada durante la Guerra de Secesión americana, la película se inicia con la llegada fortuita a sus vidas de un cabo de la Unión (interpretado por Colin Farrell), a un internado femenino, donde un trío femenino de excepción, encabezado por Nicole Kidman, junto a Kirsten Dunst y Elle Fanning, encuentra la oportunidad perfecta para acabar con su hastío. La intriga gira en torno a ese soldado herido durante la sangrienta guerra civil estadounidense, que queda atrapado en un internado de chicas jóvenes en el Estado secesionista de Virginia. Tensiones y frustraciones sexuales avivan las ansias de venganza y la concupiscencia, y se topan con los temas predilectos de Sofia Coppola: la melancolía femenina y la opresión ligada al entorno.

Nicole Kidman, omnipresente en este 70 Festival de Cannes con pelóculas en diferentes secciones, se lleva al premio del 70 aniversario.

PALMARÉS:

Palma de Oro:

-«The Square», de Ruben Östlund.

Gran Premio del Jurado:

-«120 pulsaciones por minuto», de Robin Campillo.

Premio del Jurado:

-«Nelyubov», de Andréi Zyvagintsev.

Mejor dirección:

-Sofia Coppola, por «La seducción».

Mejor actor:

-Joaquin Phoenix, por «You Were Never Really Here».

Mejor actriz:

-Diane Kruger, por «In the Fade».

Mejor guion:

-ex aequo para Giorgos Lanthimos, por «The Killing of a Sacred Deer» y para Lynne Ramsay por «You Were Never Really Here».

Palma de Oro al mejor cortometraje:

-«A Gentle Night», de Qiu Yang.

Premio 70 aniversario:

-Nicole Kidman.

Cámara de Oro:

-«Jeune Femme», de Léonor Serraille.

Premio FIPRESCI de la competición:

-«120 pulsaciones por minuto», de Robin Campillo.

Mejor película de Una cierta mirada:

-«Lerd», de Mohammad Rasoulof.

Mejor película de la Quincena de Realizadores:

-ex aequo «Un beau soleil intérieur», de Claire Denis, y «L’Amant d’un jour», de Philippe Garrel.

Mejor película de la Semana de la Crítica:

-«Makala», de Emmanuel Gras.