AVIER BARDEM, nominado por «BIUTIFUL» ENTREGARÁ EL PREMIO A LOS MEJORES GUIONES

Javier Bardem entregará junto a Josh Brolin el Oscar al guión, tanto original como adaptado: «Esto sí pone nervioso. Se lo debía a la Academia. Me lo ofrecieron el año pasado cuando estaba rodando y no pude… Ahora, me agarraré al brazo de Josh Brolin, que es gran amigo, y que hable él. Yo haré la versión mimo», ha dicho Bardem, que está convencido de no ganar el Oscar por «Biutiful»: «Sería un milagro ganarlo este año. En cualquier caso, hay que ser consciente de que es un lujo estar aquí. No soy partidario de perderse la grandeza del presente pensando en el futuro».
Entre los presentadores confirmados para la edición 83 de la gala de los Oscar están también las actrices Hilary Swank y Scarlett Johansson, el actor y músico británico Rusell Brand. Además, los ganadores de los premios a Mejor Actor y Mejor Actriz del pasado año, Jeff Bridges y Sandra Bullock, también entregarán premio. Bridges, al igual que Bardem, vuelve a estar nominado, esta vez por por «Valor de Ley», y es uno de los rivales del actorespañol.
En la lista de presentadores hay otros interpretes oscarizados como Halle Berry, que estará acompañada de la archiconocida Oprah Winfrey, Cate Blanchett, Reese Witherspoon, Marisa Tomei o Nicole Kidman que este año vuelve a estar nominada como Mejor actriz por de reparto por el drama «Rabbit Hole».
Del lado masculino, ante el auditorio del Teatro Kodak pasarán estrellas de la talla de Robert Downey Jr., Tom Hanks (que entregará los dos primeros premios, nada más comenzar la gala), Jude Law y Hugh Jackman, exitoso maestro de ceremonias hace un par de años y que se ha resistido a repetir pese a la insistencia de los productores.
Anne Hathaway y James Franco han prometido un espectáculo de buen ritmo y entretenido que al mismo tiempo rinda tributo a al pasado de Hollywood: «Pienso que hay un poco de lo viejo, un poco de lo nuevo», ha dicho James Franco, que está también nominado por primera vez como mejor actor por «127 horas». «Gran parte de la ceremonia va a ser definitivamente un esfuerzo para atraer una nueva hornada de espectadores. Pero además, una de las columnas centrales del programa va a ser la historia del cine. Así que Anne y yo, como anfitriones, somos como un puente entre la generación más vieja y los más jóvenes», afirma el actor.