El Festival de Málaga estrena la comedia de Borja Manso y Marcos Cabotá

«Amigos…» sigue a Nacho, Santi, Diego y Víctor, amigos desde la más tierna infancia y durante sus años jóvenes ponían a prueba su competitividad y su ingenio en peculiares apuestas. Aunque debido a un incidente provocado por Nacho en una de ellas, éste fue ignorado para siempre y los demás rompieron con aquellas apuestas. Así, 10 años más tarde, se enteran del fallecimiento de su antiguo amigo. En su entierro les comunican que Nacho les ha preparado una apuesta póstuma: ganará su herencia, valorada en 17 millones de euros, el que logre más audiencia en televisión hasta final de año. Esta peculiar apuesta afectará a las vidas personales y hará que sus respectivos mundos se tambaleen y que se ponga en peligro aquello que para cada uno es más importante y, al mismo tiempo, pondrá a prueba sus principios y su amistad.
Entre los actores que participan en esta película se encuentran Ernesto Alterio, Diego Martín, Alberto Lozano, Goya Toledo y Manuela Velasco. Uno de los directores de la película Marcos Cabotá ha asegurado que en estos momentos las comedias «se reivindican ellas solas» y ha añadido que tienen «como un efecto balsámico» en la gente. Así, ha señalado que ‘Amigos’ es «una clara comedia española» y se necesitan más de este tipo de películas. Los directores han apuntado que la cinta trata de un tema universal como es la amistad, señalando que influye en todos los aspectos de la vida, como puede ser en la pareja, en la familia, pero que al final «todos acaban ganando».
Preguntados por si han tenido en cuenta que alguna de las escenas que aparecen en la cinta, cuando un canmtaor flamenco atropeya a uno de los tres amigos, podría llegar a ofender a alguien, Manso ha afirmado que desde un primer momento se tuvo en cuenta pero que los temas se ha tratado «con cierta sensibilidad», por lo que ha querido dejar claro que se trata de una comedia y que en ningún caso pretenden ofender. En este sentido, el actor Diego Martín ha aclarado que es «humor» y que durante toda la película se repiten multitud de gags.
«Lo que hemos hecho en la película no es crítica es comedia», ha aclarado Manso en la rueda de prensa, al tiempo que ha afirmado que lo que se cuenta en la cinta no es nada real, aunque esté basada en una serie de aspectos que la sociedad actual consume en televisión.
Sobre la idea original, otro de los productores, Eduardo Pérez, ha apuntado que en un primer momento sí quería hacer una crítica a la televisión pero después convirtió la idea en comedia. En este sentido, ha comentado que se le ocurrió la idea porque «tengo unos amigos que para divertirse hacen cosas extraordinarias que no hacen los demás». Ernesto Alterio ha señalado que una de las condiciones que puso para hacer la película es que «pudiera destrozar literalmente la casa de Gran Hermano». Por su parte, Manuela Velasco ha apuntado que su personaje es «pequeñito» pero que la sensación que se le ha quedado es «de haber hecho entera la película con ellos». Todos los actores han coincidido en señalar que a la hora del rodaje «le daban toda la libertad del mundo».
Por otro lado, Álvaro Augustin, de Telecinco Cinema, que es productora de la película, ha apuntado que el hecho de que en la película se pudieran utilizar ejemplos de programación de la cadena, como el programa Gran Hermano, «fue una idea nuestra», es más, ha añadido que «no hay nada más sano que reírse de uno mismo». En este sentido, Cabotá ha asegurado que por parte de Telecinco hubo una «total libertad» a la hora de desarrollar el filme. No obstante, Manso ha reiterado que, al fin y al cabo, «se trata de una comedia y está tratado con respeto, no trata de ofender a nadie».