HARRISON DE HONOR PREMIO DE HONOR

La película de Jacques Audiard ha recibido los Cásar a la mejor película del año, al mejor director, un doble galardón a su protagonista Tahar Rahim como mejor actor y como mejor actor revelación, al mejor actor secundario (Niels Arestrup), al mejor guión, a la mejor fotografía, al mejor montaje y a los mejores decorados. La película había obtenido el Gran Premio del Jurado de Cannes y el pasado sábado logró el BAFTA de la Academia de Cine Británico a la mejor película extranjera. En la madrugada del 7 al 8 de marzo competirá por el Oscar a la mejor película en idioma extranjero.
Jacques Audiard se refirió a este profeta de la cárcel como un simil religioso: «Anuncia un nuevo tipo de criminal», a la vez que reivindicaba desde el escenario el trabajo de los inmigrantes sin papeles «que contribuyen a la riqueza del país».
El César a la mejor actriz fue para Isabelle Adjani por «La journée de la jupe», un drama social en torno a las tensiones en la escuela pública entre alumnos y profesores en medio de un clima de violencia urbana juvenil. «Es quizás el papel más modesto de mi carrera, un filme más bien humilde», dijo Adjani al recoger de manos de Gerard Depardieu el galardón, quinto César de su carrera.
«A l’origine» de Xavier Giannoli, que tenía 11 nominaciones sólo se llevó el de Emmanuelle Devos como mejor actriz de reparto. La mejor música y el mejor sonido fueron a parar a «Le Concert», de Radu Mihaileanu, una comedia dramática que desarrolla la historia de un director de orquesta en la antigua Unión Soviética en la época de Leónidas Brezhnev.
«Gran Torino» de Clint Eastwood recibió el César a la mejor película extranjera. El momento en que Sigourney Weaver entregó el César de Honor a Harrison Ford, de visita promocional por Europa con «Medidas extraordinarias», que protagoniza y produce, fue el momento más emotivo de la velada.