Billy Ray Cyrus, David Arquette y Courtney Cox, se replantean sus relaciones

Billy Ray es un cantante mediocre de aburrido country que, desde el lanzamiento de su hija, ha logrado más conciertos que en el resto de su carrera. A eso se le llama «ordeñar la vaca». A su vez, Tish opera de stage manager de la dentona cantante así que la familia, que quiere lanzar a su hija pequeña también, vive de ella. En un comunicado han declarado «ser un tiempo difícil para la familia y tratamos de trabajar en nuestros problemas».

Billy Ray Cyrus se lanzó a la fama en 1992 con «Achy Breaky Heart» y apareció en un capítulo de la serie de tv «The Nanny» ligando con la besucona Fran Drescher. Entonces se pudo ver que lucía un tupe más grande que el de Elvis.
Por otra parte otra separación inesperada ha sido la de David Arquette y Courtney Cox, la mejor amiga de Jennifer Aniston. David Arquette fue al programa de radio irreverente de Howard Stern para confesar que la primera vez que cometió adulterio (con la típica camarera) lloró por haber acabado con la intimidad de su mujer.

Después, tuvo muchos líos más con chicas vulgares (incluso George Clooney cayó en la trampa). De la mandona de «Friends» se dice que mantiene a su vez una relación con el actor Brian Van Holt de la serie «Cougar Town». David ha dicho haberle sido fiel durante 11 años y la esperanza de que vuelven a estar juntos. A mí me parece que va a ser que no. Y qué decir de la presunta infidelidad del macizo Ashton Kutcher a la madura Demi Moore y el escándalo de las prostitutas de Charlie Sheen. En los tabloides están más ocupados que nunca.