VEINTE CINEASTAS DEL VIEJO CONTINENTE REFLEXIONAN SOBRE EL CINE COMO CREADOR DE LA IDENTIDAD EUROPEA

El Presidente que aceptó la invitación de la Academia para reunirse bajo el patrocinio de la Unión Europea que se presenta a sí misma «principalmente como una unión económica», y exigió: «Hay que concentrarse más en el lado emocional de Europa.»
La reunión tuvo lugar en el marco del grupo de reflexión «La imagen de Europa», organizado por la Academia de Cine Europeo (European Film Academy) en la metrópolis del Ruhr de Alemania, Capital Europea de la Cultura 2010 con el apoyo de Filmstiftung Renania del Norte-Westfalia y Ruhr2010. Por invitación de Wim Wenders y Volker Schlöndorff los participantes discutieron una variedad de cuestiones tales como el aumento del daño causado por la piratería o los problemas de distribución fuera del país de origen de una película. Wim Wenders señaló, «hay un nuevo cine de una generación joven y optimista, que se mueve libremente en todo el continente sin fronteras. Sólo sus brillantes películas no viajan tanto como los realizadores».
Se acordó unánimemente que el cine puede jugar un papel enorme en la forma en que los ciudadanos europeos se refieren a su continente de origen y que la sensibilidad de otras culturas y países mantiene vivo el espíritu de la diversidad y crea un reconocimiento por la riqueza de la cultura europea. Volker Schlöndorff destacó, es el momento de «considerar otra lengua franca, el lenguaje de las imágenes».
Las discusiones han llevado a los participantes a llamar a los estados miembros de la Unión Europea a incluir la película, como la literatura, en los programas escolares y para enseñar a los estudiantes que viven en un mundo dominado por las imágenes, desde la escuela primaria, acerca de la gramática de la imagen en movimiento al igual que se enseña la gramática de la palabra escrita.
El grupo de participantes en el Think Tank de la EFA, entre los que se encontraban Constantin Costa-Gavras (Francia), Agnieszka Holland (Polonia), Marjane Satrapi (Irán – Francia), István Szabó (Hungría), Fernando Trueba (España) o Albert Solé (España) ofrecieron a la Comisión Europea su ayuda en la configuración del futuro del cine europeo como parte de la identidad europea. Ellos acctuarán como embajadores en sus respectivos países para difundir el contenido y los resultados de esta reunión.
Wim Wenders y Volker Schlöndorff han declarado que la Academia de Cine Europeo (European Film Academy) está dispuesta a asumir un papel principal en la contribución al desarrollo de un programa paneuropeo para la educación cinematográfica para explorar otros caminos y herramientas que puedan ayudar a dar forma al «lado emocional de Europa».