El nerlandés Michiel Huisman interpretará al genial bailarín ruso

Un ídolo del pop holandés también actor a tiempo parcial, apenas conocido fuera de las

fronteras marítimas y terrestres de los Países Bajos, y que jamás ha bailado antes, se

entrena duramente para ser el próximo Nureyev. Michiel Huisman será el gran bailarín

ruso -junto con Vaclav Nijinsky- para «Margot», una producción de la BBC que se ha

puesto en marcha tras unas extensas audiciones. Primero, se buscó entre los bailarines

rusos jóvenes más destacados, que iban llegando en masa a bordo de vuelos de EasyJet procedentes de Moscú hasta Londres.

Después, se buscó en Polonia, Alemania y Austria, hasta que el holandés Michiel Huisman convenció al director Otto Bathurst, a los productores de Mammoth Films y a los directivos de la BBC der que podía ser el bailarín que huyó a Occidente en 1961.Su secreto: una afortunada mezcla de magnetismo animal y aura magnética. El problema era su carencia de experiencia en la danza. La ventaja: es también actor. Para las escenas más comprometidas, se utilizará un doble de cuerpo. Pero Huisman, deberá también «dar la cara» a la hora de las piruetas. A Huisman, le podemos recordar como Rob en «El libro negro», de Paul Verhoeven, y Ernest en «La joven Victoria», junto a Emily Blunt. Nacido en Amstelveen (Norte de Holanda) en 1981, lanzó su primer disco en 2005 -«Luchtige Verhalten»- y se hizo enormemente popular con las series televisivas «Costa!» y «Floris» (2004), en la que heredó el rol que Rutger Hauer inmortalizó en 1975. En este momento, se encuentra rodando una nueva serie televisiva nerlandesa, «Bloedverwanten» («Parientes de sangre»), que la televisión holandesa emitirá el próximo año. «Margot» se centra en la figura de la bailarina Margot Fonteyn. Y en como su emparejamiento con Nureyev revitalizó su carrera en los 60 y 70. Ambos, dieron lecciones de sublimidad. La elegida para interpretar a la sílfide danzante ha sido Anne Marie Duff. A ella también le doblará una bailarina profesional. La serie se emitirá por el cuarto canal de la BBC y el rodaje comienza a finales de este mes. Rudolf Nureyev contaba 23 años y Fonteyn, 42 cuando danzaron juntos por vez primera. Su emparejamiento durante una década la devolvió a la cúspide de su fama. La veterana actriz Penelope Wilton -que interpreta ahora a Gertrude en las tablas londinenses en «Hamlet», junto a Jude Law- será la dominadora y ambiciosa madre de Margot; la exquisita Lindsay Duncan, a la gigante del ballet Ninette de Valois, mientras que sir Derek Jacobi dará la réplica en la piel de un influyente coreógrafo. Y es que la BBC no ha escatimado en excelencia para elegir el reparto. Verdaderos miembros del Royal Ballet Company harán posible duplicar las famosas escenografías que hicieron inmortal a la pareja. A Rudolf Hametovich Nureyev (Irkutsk 1938-París, 1993) no le fue indiferente al cine. En 1972 rodó un documental, «I Am A Dancer», de Pierre Jourdan, en el que se le puede ver junto a Margot Fonteyn. Fue Rudolph Valentino para Ken Russell y su «Valentino» (1977), junto a Leslie Caron y Michelle Phillips. Su última película la rodó en 1983, «Exposed», de James Toback, junto a Nastassja Kinski y Harvey Keitel. Dos curiosidades, fue el propio Vaclav Nijinsky para Toni Richardson en «Nijinsky» (1970) y en 1983 codirigió con Robert Helpmann «Don Quixote», un ballet en el que fue Basilio. En los créditos, y bajo el epígrafe guionista, figuró: Miguel de Cervantes y Saavedra (libro), Rudolf Nureyev (adaptador).