LA HISTORIA DE UNA FAMILIA SORPRENDIDA POR LA IRRUPCIÓN DE LA EMIGRACIÓN, ESTARÁ

PROTAGONIZADA POR MARISA PAREDES

Molina Foix, que debutó como director cinematográfico con «Sagitario», aborda en «El dios de madera» el «choque entre dos mundos, el de la emigración y el de la familia española», que establecen vínculos con «relaciones amorosas por medio. Es una especie de triángulo amoroso con el problema de fondo de la inmigración de gente muy humilde en España», aclara el escritor. «El guión surge a partir de un cuento que publiqué hace 10 años y que no había vuelto a releer». A diferencia del libro, con la acción en Madrid, Molina Foix ha trasladado la acción a Valencia para el filme que se comenzará a rodar en septiembre. Vicente Molina Foix ha elegido como protagonista a Marisa Paredes: «Es una actriz que tuvo desde el primer momento el deseo de participar en ella», asegura el autor y director. Junto a ella, debuta como actor el senegalés Madi Diocou. «Es una historia con cuatro personajes centrales», dice Molina Foiz: «La madre, que es el personaje que interpretará Marisa Paredes, su hijo, que vive en la parte alta de la misma casa, y dos emigrantes que llegan al lugar e interrrelacionan con ellos». El autor aclara que «Es una historia de sentimientos en un nucleo familiar, con algunas sorpresas».
También sobre el tema de la emigración, el autor ha terminado hace un par de meses una obra teatral que ha titulado «Marruecas», nombre surgido de «un juego de palabras» y que introduce la historia de una familia de mujeres marroquíes en España.
«Marruecas» tiene como personajes principales a dos mujeres marroquíes, una joven de 28 años y una mujer mayor que viven en España, junto a un muchacho hermano de la primera, y su relación con una familia cristiana.