UNA HISTORIA DE BESOS Y BALAS PROTAGONIZADA POR CARLOS BARDEM, RUTH GABRIEL Y DAFNE FERNÁNDEZ

Con localizaciones en Huelva, Isla Cristina, Lepe y Mazagón
(Huelva) y en Faro y Cabo Sâo Vicente, en Portugal, la película se sitúa en un
barrio portuario, fronterizo con el mar y el mestizaje de razas. Allí, Paula
trabaja como un hombre más, en la fábrica que suministra hielo a los barcos
pesqueros. Sus maneras secas y duras esconden una herida del pasado que se
reabrirá con el regreso al barrio de su amiga Eva. El reencuentro entre ellas
desencadena una serie de duros acontecimientos. El entorno violento de eva hace
que Paula tome las armas para salvar a su amiga.

«La mujer de la fábrica de hielo” es la historia de la
amistad entre dos mujeres que fueron marcadas por la violencia que, desde
niñas, sufrieron en su entorno más íntimo y que ahora se unen para enfrentarse
a sus verdugos.

Vicente Pérez Herrero define la película como «una historia
de amor y amistad, mezclada con una trama de acción, donde Paula, una mujer
solitaria que sobrevive trabajando en el puerto rodeada de pescadores, se
reencontrará con su antigua amiga del alma”. El director explica que es «una
película de besos y balas” en la que «tras el secuestro de Eva por El Rubio, el
mafioso del puerto, y con la ayuda de su eterno enamorado, Dorado, Paula
decidirá poner un nuevo objetivo a su vida, liberar a su amiga de El Rubio y
del gran rival de Dorado, El Araña, aún a costa de su propia vida”.

La película ha contado con 6 semanas de rodaje y 1,49
millones de euros de presupuesto. La producción corre a cargo de Tiempos
Difíciles Films, Tatzen y Ferhmann Productions.