LA PELÍCULA DE MARCELO PIÑEYRO, NARRA como UN NIÑO TRATA DE AVERIAR QUIÉN ES SU VERDADERO PADRE

El productor Francisco Ramos ha declarado a Variety que «trata sobre la búsqueda de la felicidad en el ambiente familiar, y se dirige al mismo tipo de público que «Los descendientes» o «Intocable». A pesar de empezar como melodrama, tiene final feliz». Y añade: «Piñeyro y yo compartíamos la obsesión por hacer una película que haga sentirse bien al público».
Esta es la segunda incursión en el cine español del cineasta argentino Marcelo argentino Piñeyro tras «El método», en 2005, película que obtuvo el premio Goya al mejor guión. La cinta está producida por Zeta Cinema, y se rueda entre Barcelona y Girona, con un presupuesto de 3 millones de euros.