RICHARD DONNER CONFIRMA QUE PREPARA UNA SECUELA DE LA MÍTICA PELÍCULA DE LOS 80

Según declaraciones del propio Donner, siempre que se reunía con Spielberg (coautor junto a él del guión original) para intentar escribir una secuela de «Los Goonies’ acababan preguntándose «¿qué estamos haciendo?» y desistían al comprobar que era imposible crear algo a la altura de la película original. Y eso con la mayoría del reparto de la cinta dispuesto a rodar la segunda parte y teniendo el visto bueno de Warner Bros.
Pero Donner por fin se ha decidido y ha dado luz verde al proyecto. El portal TMZ ha hecho público un video en el que el cineasta aparece firmando autógrafos a un grupo de fans. Uno de los asistentes le pregunto por la famosa cinta de los años 80 y el director asegura: «Estamos haciendo una secuela». No se conoce ningún detalle de la nueva película, excepto que probablemente, el antiguo elenco participe en la secuela, dada su buena disposición a volver al universo de «Los Goonies»
«Los Goonies», dirigida por Richard Donner en 1985, contó con las presencias de Sean Astin, Josh Brolin, Jeff Cohen, Corey Feldman, Kerri Green, Martha Plimpton, Jonathan Ke Quan. La película presentaba a una pandilla de jóvenes que pasan tristemente su última mañana juntos, tratando de despedirse antes de que una empresa de demolición destruya todo el barrio. Resulta que la urbanización donde viven la van a demoler, para construir un campo de golf, a no ser que se pague una alta cifra de dinero. En una buhardilla encuentran un mapa de un pirata del siglo XVII, Billy el tuerto, en el que figura una cueva con un barco y un tesoro. Al principio ninguno parece interesarse, pero ante la posibilidad de que esa sea su última aventura, deciden ponerse en marcha para buscar el supuesto tesoro, pues no tienen nada que perder, y además creen que, si existe y lo consiguen, puede ser lo bastante valioso como para reunir la cantidad que demanda la constructora para no demoler las viviendas. A partir de ahí comienzan a buscar la entrada de la galería que les llevará a la cueva y la localizan debajo de la casa de la familia de Fratelli, una familia de delincuentes comandados por la madre, que por casualidad descubre a los chicos y sus planes, por lo que les persiguen para tratar de quedarse con el supuesto tesoro. Comienza así una aventura por tuneles y cuevas situadas debajo de su urbanización que les conducirá a una gran galería central en la que está el barco de Billy el tuerto y el tesoro indicado en el mapa. Sin embargo, la familia Fratelli también consigue alcanzar el barco por lo que la vida de los chicos corre peligro. Al final, gracias a que uno de los Fratelli se hace amigo de los chicos y los ayuda, estos conseguirán su objetivo.