La película, centrada en el último día de vida del cineasta italiano, intentará desentrañar su personalidad

El propio Ferrara ha escrito el guión, y desea rodarlo a partir del próximo 1 de noviembre, víspera del 38 aniversario del apaleamiento y atropello mortal de Pasolini por parte presuntamente de un joven que dijo haber recibido proposiciones sexuales de su parte. El estadounidense Willem Dafoe, quien ya participó en las cintas de Ferrara «New Rose Hotel», «Go Go Tales» y «4:44 Last Day on Earth», y habla italiano (vive muchos meses al año en Roma, con su mujer, la directora italiana Giada Colagrande). El resto del elenco y los diálogos serán italianos. Dafoe acaba de cumplir 58 años, cinco más de los que tenía Pasolini al morir.
«Ver «Saló» fue un gran momento para mí. Pasolini no sólo fue un gran director de cine, era también un filósofo, poeta, periodista que escribía editoriales, un comunista, a pesar de ser católico, que se opuso al control de la natalidad, un librepensador radical en todos los niveles. No hay tantas personas de las que se podría decir que su muerte cambió el curso de la historia, pero Pasolini fue una de ellas», comentó hace pocos días Abel Ferrara en el festival suizo de Locarno, donde dictó una clase magistral.
Según Hollywood Reporter, «Pasolini» no tratará tanto sobre la muerte en sí del director italiano (aunque se desarrolle en su último día de vida), sino que intentará desentrañar su personalidad, y Ferrara quiere incluir una escena de la violenta y provocativa «Saló o los 120 días de Sodoma» que no fue incluída en el montaje del film, y que califica de «muy divertida».
En 2005, el asesino confeso de Pier Paolo Pasolini, Giuseppe Pelosi, un delincuente juvenil que tenía 17 años cuando ocurrió el crimen, y había sido condenado a nueve años de cárcel, dijo en una entrevista televisiva que en realidad fueron tres hombres los que habían asesinado al cineasta, por motivos políticos, y que le habían amenazado a él y su familia para que se autoinculpara. Amigos del director pidieron una reapertura del caso, que no llegó a materializarse.
Ferrara parece apoyar esa misma teoría, ya que -según cuenta- Pasolini estaba escribiendo una novela, «Petrolio», en la que pensaba desenmascarar a los autores intelectuales del asesinato en 1963 del responsable del ente de hidrocarburos italiano Enrico Mattei, en el que se implicó a la mafía estadounidense de acuerdo con poderosas empresas petroleras del mismo país.
«Pasolini» será coproducida por compañías de Francia, Italia y Bélgica.