Un thriller que contará la historia real de la secta «El arca», que se desarrollará en localizaciones de Cantabria

«Noche blanca” narrará una historia en torno a una secta, con la que el director intentará mostrar «lo vulnerables que somos» y nuestra capacidad de «subyugarnos», sobre todo en los momentos de necesidad. Se espera poder incorporar también al reparto a Manuel de Blas y Roberto Alvarez. Alberto Velo, actor nobel de Torrelavega, pondrá la dosis de protagonismo cántabro.
Vega de Pas, Reinosa, Bárcena de Pie de Concha, Santa Olalla, Miengo, Santander y Solares son algunas de las localidades cántabras en las que se rodará el filme, que contará también con escenas que se filmarán en Aguilar de Campoo (Palencia). Después de diferentes retrasos en las previsiones iniciales, el rodaje comenzará a finales de este mes de marzo y se desarrollará durante aproximadamente seis semanas.
Una adaptación basada en hechos reales que cuenta la historia de la secta «El arca» que en los años 90 pregonizó el fin del mundo y guiados por «el Mesías» encerró a sus adeptos en un refugio aislado en un pequeño pueblo de La Coruña donde «sobrevivirían» después del Apocalipsis. Allí se les entrenaba en el manejo de armas, menores incluidos, en caso de que un diluvio universal arrasara el planeta.
«El tema de las sectas está muy de moda, pero nadie les hace caso; en el actual contexto de crisis y de dificultades es más fácil atraer a la gente y comerles la cabeza», desvela el director, que ha elegido Cantabria para el rodaje por la semejanza de sus parajes con los gallegos.
Para el equipo técnico, José Manuel Jerez ha llamado a Christian Gibson -hijo del actor Mel Gibson- y Eric Puertas, habituales en exitosas series de televisión norteamericanas, y a Emilio di Marchi, que participó en «La pasión de Cristo».
«Noche blanca» tiene prevista su presentación en el Festival de Cine Latino de Nueva York y ha conseguido acuerdos con distribuidoras de Canadá y Latinoamérica. El estreno en España está previsto para la primavera de 2014.