Dos óperas primas que lucharán en el Festival de Cine Español por la Biznaga de Oro

Tras dedicarse a lo largo de muchos años a la dirección de documentales a través de su productora UVEME AVCE, Ander Duque dirige «Zoe», su primer largometraje: un trabajo fronterizo entre la crudeza del cine documental y el código de una narración de ficción. En colaboración estrecha con la actriz Rosalinda Galán construye un relato amargo situado en un lugar indeterminado del Sur de España. El resultado de todo ello es «Zoe»: un filme que narra la vida de una joven madre que intenta sobrevivir junto a su hija Zoe, a una realidad social reconocible por todos.

Una única actriz profesional, Rosalinda Galán, interpreta a la madre de Zoe en un enclave simbólico: el pueblo de Los Palacios y Villafranca en Sevilla. Las acompañan un solo operador de cámara, Ander Duque y un elenco de personajes reales que se interpretan a ellos mismos. Ambos se entregan al ritmo de la niña protagonista. Ella es el símbolo, la imagen, el reflejo, la ingenuidad y la inocencia. Asistimos entonces a las últimas 48 horas de una relación entre una madre y una hija con un final tan predecible como intenso.

Por su parte, Marc Crehuet cuenta en «El rey tuerto» con los mismos actores que ya dirigió en el éxito teatral del mismo título, Miki Esparbé, Alain Hernández, Betsy Túrnez, Xesc Cabot y Ruth Llopis; en una producción de Moiré Films, Lastor Media y El Terrat en coproducción con Televisió de Catalunya y la participación del ICEC.

«El rey tuerto» narra la historia de David, un policía antidisturbios que ha reventado el ojo a un manifestante con una pelota de goma. La casualidad provoca que este manifestante, Nacho, aparezca en su casa una noche. Así empieza una comedia ácida sobre la fragilidad de las convicciones, la naturaleza de los roles sociales y la búsqueda de la verdad.